LOCALES

En 20% se incrementaron las atenciones de salud mental en el Hospital de Porvenir

Un significativo aumento de los casos de salud mental entre los porvenireños y fueguinos en general, han detectado los profesionales del equipo que tiene a su cargo la unidad respectiva en el Hospital Marco Chamorro Iglesias, cifras que aunque aún no tienen un porcentaje muy preciso, se vieron incrementadas durante y después de la pandemia de Covid-19, debido a las distintas medidas que adoptó el Estado para prevenir la propagación del mal.

Así lo confirmaron la médico de salud mental, Javiera Leiva y la enfermera Teresa Barría, encargada del programa en el nosocomio insular.

“Ha aumentado harto la consulta por salud mental en Porvenir, sobre todo en adultos mayores, que fueron los que estuvieron más aislados durante la pandemia. La cifra puede ser un 20% superior a lo que existía antes de la pandemia, en base a nuestra población que tenemos bajo control”, describió la profesional”. Y es que éstos suman 826 usuarios que se atienden en esa unidad, “lo que es muy alto considerando nuestra población, es bastante para una comuna pequeña”, aseguró.

Sin embargo, el porcentaje mayor de pacientes no se da sólo entre los adultos mayores -clarificó- sino que éstos van de la etapa media, los adultos en edad media y más recientemente, lo que es infancia y adolescencia, lo que es significativo porque “la salud mental es algo que afecta a todo el ciclo vital”. Lo que habla de que el tema estuvo durante mucho tiempo un poco oculto en Porvenir “porque la salud mental ha sido siempre un estigma, sobre todo antes, y aún lo es”.

Acabar con un estigma

Es una de las razones que llevó al hospital fueguino y su Unidad de Salud Mental a organizar hace pocos días un exitoso Carnaval de la Salud Mental, “para ayudar a terminar con el estigma de no ir al psicólogo ni a Salud Mental, porque no estoy loco o loca. No es eso, sino que en el fondo, es como cualquier otra enfermedad que uno pueda estar padeciendo”, añadió la profesional. Citó como las patologías más comunes, los trastornos depresivos y ansiosos, que es lo que más se atiende en la isla.

El Programa de Salud Mental se mantiene hace muchos años en Porvenir, donde la enfermera porvenireña, Teresita Barría, lleva bastante tiempo trabajando junto con las psicólogas, en una tarea extensa y que se doblegó en tiempos de pandemia, dice la doctora Leiva.

“Las atenciones se intentaron mantener durante toda la pandemia de forma telefónica y ahora que se ha retomado, e igual existe toda la disposición de abarcar la mayor población posible”, afirmó.

Falta de exposición
a la luz solar

Entre las razones que influyen en el deterioro de la salud mental en Tierra del Fuego, la facultativa ilustró que está demostrado que una de las causas es la disminución a la exposición de la luz solar entre los residentes, porque disminuyen los estados de ánimo.

“Sin luz solar empeoran los estados depresivos y el ánimo, lo que afecta a todo ciclo vital, desde los niños, los adolescentes, hasta la gente mayor. También percibimos en las atenciones que hay muchos adultos mayores que están solitos, de los que quizás sus familias no se hacen tanto cargo y al final estas enfermedades les vienen de la sensación de soledad o del abandono que pueden tener”, apuntó.

Atención telemática de especialistas

Al respecto, Teresa Barría detalla que en Porvenir se abarcan muchas atenciones de nivel local, aunque también se derivan a Punta Arenas los casos que requieren ser hospitalizados.

“Nosotros en el Hospital de Porvenir tenemos consultorías que realizan los psiquiatras una vez al mes de adultos y un mes por medio de adolescentes. Ellos venían acá antes de la pandemia, pero durante la pandemia y ahora la atención es telemática, pero estamos viendo que vuelvan presencialmente los profesionales”, indicó la enfermera.

En todo caso, aseguró que se cuenta con los especialistas para los casos en que hay descompensación de algún usuario, o alguna patología más grave que requiera especialización.

“Las derivaciones no son tantas, porque en realidad las manejamos acá gracias a la capacidad que nos ofrece la telemedicina”, todo ello, comentó, gracias a la ventaja de que los usuarios pueden ser atendidos en el centro asistencial isleño.

“La salud mental es un vaivén durante la vida, donde todos vamos a tener altos y bajos. Hay gente que se demora un poco más en terminar sus procesos emocionales, a veces son a raíz de algo que les pasó, cosas traumáticas, problemas, en fin, y otras que son más basales, como de personalidad y eso va a requerir un tratamiento mucho más largo. Pero es importante no estigmatizar. O sea: una persona que lleve una enfermedad de salud mental no significa que la debamos tachar de loco o loca, sino que es algo que uno carga en la vida tal como la diabetes, hipertensión y otras”, expuso.

Además de no estigmatizar la salud mental, la médico y la enfermera a cargo de la unidad recomendaron a la población admitir que se necesita recurrir a la ayuda, en algún momento.

“A veces las personas ni siquiera saben que pueden estar cruzando una enfermedad de salud mental, entonces es importante identificar esos síntomas cuando se prolongan por mucho tiempo, o el estado de ánimo es muy bajo, o si hay mucho trastorno del sueño, o cuando aparecen otros síntomas como la angustia”.

“Que no haya temor: acercarse a la Unidad de Salud Mental del Hospital de Porvenir, tenemos la fortuna de tener tres psicólogos, que hace un tiempo no era así, contamos con un trabajador social, con una tens, nuestros médicos, quien les habla. Entonces hay un equipo más grande que estamos para ayudarlos y que si necesitan, no sientan vergüenza de acercarse al programa y que las puertas están abiertas en el hospital”, cerró la doctora Leiva.

“La atención especialista es muy baja aún”, opina psiquiatra

“La verdad es que durante la pandemia las atenciones eran exponencialmente mayores acá, al menos un 50% a 60% de la demanda y había menor oferta de atención, porque había muchos profesionales con licencia o cuarentena. Eso ocurrió a nivel nacional y obviamente una de las razones que también ha influido mucho es la inflación, la cesantía y muchas otras cosas que están ocurriendo en este tiempo”, explicó el médico psiquiatra Juan Vukusich, respecto a las cifras de salud mental en Porvenir.

Lo otro es que también existe mucha precariedad en la atención, ya que la posibilidad de obtener diagnóstico de especialidad es muy baja todavía, añadió. “No sé cómo estará hoy, pero uno de los problemas que tenía Porvenir, que espero se esté solucionando, es que falta la supervisión del especialista, porque las consultorías ya no se hacen más que por vía telemática y muy esporádicas. Una cosa que debería aumentar de todas maneras”, recomendó.

Dijo que no podía influir en eso, por su situación sumarial, aunque se está revirtiendo “así que podría participar pronto más de esta situación”, acentuó. El doctor Vukusich coincidió con la médico Javiera Leiva, en que la falta de exposición al sol influye en la salud mental, aunque observó que “hay una manera de manifestarse de la luz básicamente, un tema de diagnóstico de depresión estacional, que tiene que ver con la luz, que ocurre en todos los países con las mismas condiciones de nosotros, con muy poca luz en invierno, y eso a todo el mundo le afecta un poco”.

“Todos decimos que si hace frío, tenemos menos ganas de hacer cosas, dentro de los márgenes de la normalidad. Pero hay gente que efectivamente se deprime mucho y se encierran en los inviernos, y eso es una forma de depresión que tiene un buen tratamiento. Hay cosas que se pueden hacer comunitarias, como la luminoterapia, tener un lugar donde la gente pueda ir temprano y tener media o una hora de luz y eso mejora casi 100% la condición de depresión estacional”, enfatizó.

Total Page Visits: 71 - Today Page Visits: 1

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.