LOCALES

Frustración entre parceleros tras paralizarse obras que le significarían contar con agua potable

A cuatro meses de haberse iniciado el proyecto

La empresa constructora Cobra, según las observaciones de la Dirección de Obras del municipio, jamás se sometió a la fiscalización de Aguas Magallanes, entidad que debe velar por las instalaciones sanitarias, por lo que el municipio optó por decretar término anticipado de contrato

Una enorme frustración experimentaron el sábado pasado 240 familias que residen en las parcelas periurbanas de los loteos Laguna de los Cisnes y Selknam de Porvenir, al trascender que el día anterior, la Municipalidad de Porvenir puso término anticipado a las obras de construcción del proyecto Agua Potable Rural (APR) que ejecutaba en ambos sectores la empresa Cobra, debido a causales técnico administrativas. Con ello, la iniciativa emblemática de la alcaldesa saliente de la comuna, Marisol Andrade, quedaba trunca y fuera de la legalidad para ser realidad llevándole el vital elemento a las decenas de personas que prefirieron la tranquilidad del campo, ya sea por el trabajo en sus tierras, por necesidad habitacional o por mero agrado residencial.

El contrato con los ejecutivos de la firma que se adjudicó el proyecto del APR, la empresa Cobra, Montaje, Servicios y Agua Ltda., de origen español y que hace tiempo opera en Chile en el desarrollo de obras hidráulicas, se firmó a inicios de febrero del presente año, entre la autoridad comunal fueguina y el representante de la firma hispana, David Bernardó. En éste se consignaba que tras la entrega del terreno por el municipio, de inmediato comenzaban los trabajos, que consideraban 224 días de ejecución, gracias a una inversión por 2.022 millones de pesos aportados por el gobierno regional y aprobado por el Core tras un primer intento fallido de licitación, por una modificación de cambio de diámetro de la tubería, que obligó a un aporte adicional de recursos en su oportunidad.

Reiteradas negativas

Sin embargo, las obras iniciadas fueron objetadas en diversas ocasiones por la Dirección de Obras Municipales (Dom) de Porvenir, que encima tropezaba con la constante negativa de la constructora Cobra a ser inspeccionada por el ente técnico de fiscalización, que para efectos de obras hidráulicas en la zona es la sanitaria Aguas Magallanes. De hecho, el 14 de abril el director de Obras. Iván Yurjevic, le remitió a la alcaldesa un mail donde le daba cuenta que Cobra no consideraba presentar el proyecto a Aguas Magallanes para su aprobación.

Luego, el 30 abril el director de la Dom hace ver al alcalde (s), Ricardo Rozas, que la empresa ejecutora no gestionará la aprobación de la obra y sólo colaborará con la fiscalizadora. El 6 de mayo, Obras le solicita a la autoridad (s) Carla Valenzuela, la asesoría jurídica municipal sobre la materia, debido a que el incumplimiento detectado por la inspección técnica constituiría una falta grave al contrato, “y se sugerirá, por parte de la unidad técnica, el término anticipado de contrato y el cobro de la boleta de garantía”.

Término anticipado de contrato

Enumerando cronológicamente cada una de las observaciones formuladas, los incumplimientos, aplicación de multas y apelaciones y la reiterada negativa de la empresa Cobra, y después de una reunión sostenida entre los mandos locales de la firma constructora, la autoridad comunal (s) y la propia Dom, el 18 de mayo el titular de esa unidad municipal oficia nuevamente a la alcaldesa (s), Carla Valenzuela, y le solicita “una rápida determinación, a fin de evitar mayores incertidumbres a la obra, y que ésta siga avanzando sin tener la claridad de que el proyecto pueda obtener las recepciones de los servicios respectivos”. Sugerencia que habría gatillado, finalmente, la decisión de la alcaldesa (s), Carla Valenzuela Ros, para comunicar el término anticipado de contrato de la obra del APR, que en el campamento de trabajo de Cobra (calle 1 del Loteo Laguna de los Cisnes) se conoció el pasado sábado.

Papel de Aguas Magallanes

Desde Aguas Magallanes, el gerente regional, Cristián Adema Galetovic, indicó que le remitió una carta a la Municipalidad de Porvenir la semana pasada, indicando que no se había presentado documento alguno para hacer la inspección del proyecto APR de las parcelas. “No han presentado el proyecto y tampoco han pedido la inspección. Pero nosotros no tenemos nada que ver con Cobra, sino con el municipio, que es el mandante. Pero no sé qué habrá pasado en Porvenir, porque nosotros no tenemos nada que ver con este contrato”, clarificó.

“Lo que sí nosotros le dijimos a la municipalidad que no se nos ha presentado el proyecto, ni siquiera han pedido la factibilidad correspondiente y finalmente se van a presentar a la conexión, pero si no han cumplido todos los pasos que corresponden, nosotros no les vamos a permitir conectarse. Al final, somos nquienes vamos a operar eso y lo más probable es que tengamos problemas posteriores, que van a afectar a los vecinos”, explicó.

Detalló que Aguas Magallanes debe fiscalizar todos los elementos del proyecto: profundidades, diámetro, si el material corresponde, si están bien hechos los nudos de conexión, las conexiones a las casas, los terrenos, etc. “Nosotros no podemos recibir algo que no hemos revisado, porque en este tipo de instalaciones todo va enterrado, entonces si me entregan una obra bajo tierra, ¿cómo vemos que hay ahí?”, preguntó.

“La legislación es bastante clara al respecto. Lo primero es pedir el permiso para conectarse, ver que existe posibilidad de conexión y además presentar el proyecto para que lo revisemos y veamos si cumple con la normativa sanitaria. Y tercero, una vez que está aprobado, inspeccionarlo. Pero si llegan al final con una obra lista, va a ocasionar un problema porque les vamos a exigir que nos muestren que la obra está construida de acuerdo a la norma sanitaria, entonces va a haber toda una demora en la recepción del proyecto”, finalizó el ejecutivo.

El lamento de los parceleros

“Es lamentable para todos los vecinos del sector, porque llevamos largos años esperando este beneficio. Pero hubo una serie de observaciones que se tuvieron que hacer, primero porque las cañerías eran de un diámetro no adecuado y después se cambiaron, antes que entrara esta empresa (Cobra) y otras que se hicieron a este proyecto para mejorarlo y luego se entregara a una empresa para la construcción del APR”, recordó el presidente del loteo Selknam, Juan Barría.

Dijo que tuvo una reunión virtual con la alcaldesa (s), donde se le explicó que tuvieron que hacer término de contrato, lo que estimó lamentable porque hay pocas esperanzas que la obra se retome rápido. “Para nosotros y la gente que habita estos sectores, que necesitamos este elemento vital que es el agua, un bien necesario para todo el mundo y todo ser humano, no tenerlo significa desilusión, frustración por volver a esperar que sea realidad”.

“En estos sectores la municipalidad tiene una fuerte tarea, que es repartir el agua en camiones, pero ya no cubre todos los sectores rurales que hay hoy en Porvenir, pero necesitamos que nuestra gente viva dignamente y se requiere agua libre de contaminación, ya que se usa para todo: higiene, para beber, las comidas, regar. Y este tema lleva que volvamos a cero”, lamentó. Agregó que la autoridad (s) les dio poca información, considerando que el día 28 se cambia de alcalde, “pero yo temo que esto se viene para largo”, previó.

Dony Barrientos, quien posee propiedades y vende parcelas en el área, dijo que la municipalidad tiene mucha culpa por aceptar los trabajos antes de su inspección técnica, ya que si hubo tantas objeciones, “¿porqué le dio la obra si no tenían todos los papeles?, tienen que empezar con todo en regla, no se puede contratar a una empresa si falta algo tan importante que originó que cancelaran el contrato”.

Agregó que esperaba estar en la reunión online convocado por la alcaldesa (s), pero nunca recibió el link de acceso. Cree que si hubo recomendaciones de la Dom, “debieron paralizar los trabajos antes que empiecen. Es lamentable, pero al nuevo alcalde habrá que decirle que si es una inversión tan grande, que el proyecto lo tome la intendencia, como sucedió con la luz para el sector”.

Cuarenta trabajadores quedan “sin pega” en pleno invierno

La alicaída situación en que quedan los casi 40 trabajadores de las obras del APR fue descrita por el operario de la empresa subcontratista M&S, que opera para Cobra, Luciano Placencio. “La paralización nos deja de brazos cruzados justo entrando el invierno, la peor fecha para quedar sin trabajo. Aparte que esto fue sin previo aviso, ni nada”, señaló.

Placencio, contrario a lo que se señala en la crónica central, asegura que gente de Aguas Magallanes se presentó durante varios días en las obras del APR, viendo los tubos, materiales que se ocupaban y los trabajos. “A nosotros se nos dijo que pararon la obra por parte de la municipalidad, pero no nos han despedido, ni hecho finiquito. Lo malo es que en invierno nadie contrata acá”, apuntó.

Lo peor es que casi todos los trabajadores del APR son padres de familia, con hijos pequeños, en situación de pandemia y con alza de precios en todas las cosas. “Las personas que tienen que hacer esos trabajos que no se hicieron no miran eso. Malísima fecha para quedar así, yo vivo en las parcelas y ahí gastó en consumos solamente como unos 350 mil pesos mensuales, pero hay varios que pasan lo mismo, Ojalá hagan algo para dar trabajo”, clamó.

Fuente: La Prensa Austral

Total Page Visits: 412 - Today Page Visits: 2

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *