LOCALES

Parceleros de Porvenir deberán seguir esperando para contar con agua potable

Mayor rigurosidad en las medidas contra el coronavirus impide llegada de la constructora

“Es fácil vivir en el pueblo, donde están todos los servicios, pero es muy difícil para toda la gente que está viviendo acá, que no tiene agua, por tanto no tiene aseo, ni para beber, menos para riego”, reclama dirigente

Debido a las mayores y más rigurosas restricciones aplicadas en la región después de la asunción en el cargo de la nueva intendenta, Jennifer Rojas, el anunciado proyecto de Agua Potable Rural (APR) para dos populosos sectores de parceleros de Porvenir ya no se ejecutará, pues le resulta imposible trabajar a la empresa adjudicataria de las obras. Lo confirmó desde Punta Arenas el empresario José Abarza, representante de la constructora regional AES, a quien la municipalidad fueguina le confió los trabajos de instalación -vitales para quienes serán sus beneficiarios- que originalmente tenían un plazo de término de 240 días.

“Por las nuevas medidas en el tema del Covid, se nos imposibilita realizar la obra. Ya era difícil su ejecución, pero nos arriesgamos y tomamos la propuesta, pero después se tornó muy complejo. Teníamos que tomar personal para ir allá con la PCR negativa en 72 horas y no había forma, pues habría que sacarle sangre 4 veces a la semana a la gente para poder ir a Porvenir y volver. Entonces, era inviable de esa manera, no sabemos hasta cuándo podría seguir este asunto, y así no podemos realizar esa obra de esta forma”, explicó el empresario.

Y es que se le ofreció dos opciones, añadió: “O era la PCR en 72 horas previa, o hacer 14 días allá y 14 acá de cuarentena. ¡Es inviable!”, lamentó. Todo ello, apuntó, aunque el agua para dos comunidades que lo necesitan es vital y el proyecto podría catalogarse como tal, “pero de todas maneras, al haber un cordón sanitario con las restricciones que se pusieron ahora, no se puede saltar. Incluso tenemos que la gente que llega de Santiago a la zona tiene que venir con una PCR de 72 horas, sino tiene que hacer cuarentena de 14 días”.

Aunque el agua sea esencial

“Así se trate de obra esencial o no, todo el mundo tiene que cumplir esa norma, entonces nosotros acatamos esa situación y no podemos por ningún motivo poner trabajadores en esas condiciones, la gente no va a venir a trabajar”, recalcó Abarza. Citó el propio viaje que tenía planificado a Porvenir para firmar el contrato de adjudicación, para el que debía tener PCR negativa o quedarse 14 días en esta ciudad, sin regresar a sus funciones en la capital regional, donde además debería hacer otra cuarentena similar.

Lo peor es que no se puede hacer nada al respecto, porque tras reuniones con la intendencia, seremi de Salud y con varias instituciones, la gestión para revertir las restricciones no prosperó, porque no se puede infringir una restricción sanitaria que prima en la actual situación de pandemia, admitió. La única posibilidad es que postergue la firma e inicio de las obras, lo que fue solicitado por carta a la autoridad comunal isleña, aunque lo más probable es que al no haber firma, la licitación se declare desierta y se llame a nueva licitación, si bien el Concejo Comunal ya le aceptó las excusas remitidas.

Primera obra “tirada” en 30 años

Abarza detalló que en la actualidad, AES tiene varias obras paralizadas con motivo del coronavirus, de similar monto al proyecto APR de Porvenir, lo que los perjudica como empresa regional con 30 años de actividad. “Es primera vez que nos toca dejar una obra ‘tirada’, nunca habíamos abandonado un solo proyecto”, aseguró. Refirió que en Porvenir ejecutaron varias obras, como la remodelación de la Parroquia San Francisco de Sales, la nueva estación de Edelmag, instalaron una aducción y cámaras profundas en la planta de tratamiento de aguas servidas de Aguas Magallanes en 2017 durante un año, lo que habla de su amplia experiencia en toda la región.

“No es cosa de dejar ‘tiradas’ las obras, sino que nos ha complicado mucho esta cuestión del Covid. Dios quiera que pase esta cuestión y podamos seguir dándole trabajo a nuestra gente, a la que tenemos que buscarles ‘peguitas’ por ahí para poderlos mantener”, cerró el titular de la Sociedad Constructora y Representaciones AES de Punta Arenas.

Fuente: La Prensa Austral

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *