LOCALES

Paulatinamente se retoman obras viales en Tierra del Fuego

Las normas sanitarias impartidas para controlar la pandemia del Covid-19 han puesto freno al avance normal de los proyectos del Estado para mejorar la conectividad en la isla grande.

Sin embargo, con los resguardos necesarios, la actividad podría comenzar a partir del segundo semestre de este año. Por lo pronto, ya se efectuó el llamado a licitación para la continuidad de la pavimentación del camino Porvenir-Manantiales, que lleva 65 de sus 120 kilómetros construidos en tres etapas previas.

De a poco se están retomando las obras viales programadas para mejorar la conectividad en la provincia de Tierra del Fuego por parte del Estado, para lo cual se están adoptando todos los resguardos de las personas que intervendrán en los trabajos, de acuerdo a las medidas que aconsejan y exigen las autoridades de Salud. Ya se efectuó el llamado a licitación para la continuidad de la pavimentación del camino Porvenir-Manantiales, que lleva 65 de sus 120 kilómetros construidos en tres etapas previas, y para mejorar el tramo de antigua lechada asfáltica Otta seal en la parte no pavimentada, que en esta época muestra numerosos baches y sectores rotos que dificultan el tránsito vehicular y causan constantes reclamos de automovilistas.

“Porvenir-Manantiales se reanuda pasado el invierno, porque en esta época no se puede operar con pavimento. En la ruta Porvenir-Onaisín se está trabajando en movimientos de tierra, actividad que se puede hacer hasta el 4 de julio, para comenzar a pavimentar en la próxima primavera. Todo lo que implica campamentos se optó por suspenderlos, porque hay que adecuarse a las normativas de aislamiento social y mantener la distancia entre las personas”, informó el seremi de Obras Públicas, Pablo Rendoll Balich.

Explicó que se determinó contar con condiciones propicias hasta no tener resuelto el tema de pandemia del Covid-19, para no poner en riesgo al personal de las empresas que cumplirán las tareas de construcción. “Varios contratos, sobre todo en los que hay que tener campamentos, no se paralizarán porque los contratos se mantienen, pero sí suspender sus actividades para evitar contagios, ya que con este virus una persona puede contagiar a otras diez o 15, sobre todo en condiciones propicias, como pasó en Punta Arenas o como está pasando en Santiago. Sin embargo, en algún momento vamos a tener que retomar las actividades, con virus o sin virus, porque tenemos que aprender a vivir con esta situación”, advirtió Rendoll.

Respecto al camino Porvenir-Manantiales, agregó que además de los trabajos de mantenimiento -que comenzaron ayer por contrato de conservación con la Constructora Vilicic- se espera licitar un nuevo tramo de pavimentación de 30 kilómetros, de los 55 que quedan del Otta seal instalado hace un par de décadas. “Estábamos peleando la posibilidad que se haga con los recursos del Plan de Desarrollo de Zonas Extremas, pero si no se puede, vamos a postularlo a través de fondos Mop y ojalá nos resulte para poder darle término a ese camino”, apuntó.

Trabajando con “cierta normalidad”

Como aún no se sale de la situación que produce la pandemia, estimó que el proyecto se licitaría en agosto próximo, porque es interés de esa seremía que el contrato quede adjudicado este año. Además, las conservaciones globales de caminos de la isla grande también están funcionando, quedando por comenzar otros contratos de menor envergadura en el camino a Russfin, que suele inundarse en esta fecha, donde, producto de la pandemia, debió postergarse un proyecto contratado para subir la rasante. En general, dijo que se está tratando de volver a cierta normalidad en las obras públicas insulares, donde pavimentar la ruta a Manantiales es un objetivo para antes de fin de año.

“Lo ideal es retomar los contratos en plena normalidad, porque eso significa movimiento, mano de obra segura, nuevos contratos, se mueve el transporte, el comercio, porque en las localidades aisladas se perjudica a los almaceneros, los alojamientos, hostales y hay mucha gente perdiendo sus empleos. Por eso es necesario reactivar esto cuanto antes”, sentenció.

Nuevo puente del río Grande y aeródromo de Sombrero

Rendoll también destacó que se terminó y entregó al uso público el nuevo puente del río Grande, cuyo costo bordeó los 6 mil millones de pesos, que además de ser más robusto y moderno, fue acompañado de mejores accesos y cuya ubicación fue trasladada varios metros respecto al paso anterior, que sufría frecuentemente desbordes y socavones en sus terminales por el aumento de caudal registrado desde hace unos lustros.

El seremi de OO.PP. no eludió referirse a la situación del Aeródromo Franco Bianco, de Cerro Sombrero, que fue reclamada en su momento por el alcalde de Primavera, Blagomir Brztilo, por el abandono del gobierno tras anunciar obras de mejoramiento para devolverle la completa operatividad que lucía en el pasado. “Eso está en carpeta”, aseveró.

Señaló que en el terminal aéreo se está realizando, “por lo menos una mantención a través de administración directa”, recordando que durante un tiempo se postuló para dotar de asfalto sus pistas. “En este minuto no tengo los antecedentes de en qué situación está, porque tendría que entrar a revisar todas las programaciones que hay”, se excusó.

Traslado de la Dirección de Vialidad

Finalmente, Pablo Rendoll se refirió al esperado traslado de las instalaciones de la Dirección Provincial de Vialidad-Tierra del Fuego, comentando que se descartó el terreno y edificios de la ex Corma Magallánica, por no ser un sitio adecuado según el informe recibido, por lo que queda buscar un nuevo lugar dentro o en los alrededores de Porvenir. “Siempre está en carpeta salirse de ahí, evidentemente que con la pandemia no se puede, pero seguimos atentos a eso”, afirmó.

Fuente: La Prensa Austral

Total Page Visits: 681 - Today Page Visits: 1

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *


The reCAPTCHA verification period has expired. Please reload the page.