DEPORTES LOCALES

Christobal Masle: “No debería correrse el Gran Premio este año”

“Si tenemos dos dedos de frente no debería correrse el Gran Premio este año”, señala el piloto regional Christobal Masle, ganador de la clasificación general en las últimas dos ediciones de la tradicional prueba automovilística que ininterrumpidamente se ha disputado desde 1974 por las rutas de Tierra del Fuego, uniendo a Porvenir con Río Grande.

La carrera se efectúa todos los años a mediados de agosto, y tal cual señaló en su oportunidad a nuestro medio José Gabriel Parada, presidente de la Asociación Deportiva Local Fueguina de Automovilismo (Adelfa), institución a cargo en la organización de la 47° edición, tiene claro que por el momento debido al coronavirus no se puede confirmar cuándo se llevará a cabo la carrera, pero sí es la intención de la Adelfa que la prueba se realice.

“Si me preguntas a mí, personalmente yo no corro, porque con las actuales condiciones sanitarias que tenemos, tanto en nuestro país como también en Argentina, nadie nos puede asegurar que estarán adoptadas todas las medidas necesarias de seguridad para poder correr”, comenta Christobal, quien actualmente tiene su auto guardado y no le ha realizado ningún tipo de trabajo de preparación para la competencia.

SALUD COLAPSADA

Añade que “con todos los servicios de salud colapsados por la pandemia no creo que sea posible que se puedan destinar para este año recursos logísticos y sobre todo médicos para que podamos correr con todas las medidas de emergencia y seguridad habilitadas, sobre todo si tomamos en cuenta que en las últimas ediciones han aumentado en forma importante la cantidad de accidentes en la competencia”.

“Los especialistas han señalado que estaremos en esta situación de crisis incluso todo el 2021, por lo que no es descabellado pensar en una suspensión para el otro año, considerando que además la frontera está cerrada y será difícil que la abran sólo para la carrera, sobre todo si se toma en consideración que mucha gente se mueve en torno a la prueba”.

“No tiene sentido exponerse. Hay un desplazamiento importante de personas hacia ambos países, está la confección de las hojas de ruta, que también significa un movimiento, las reuniones de pilotos, los alojamientos en hoteles, la preparación de los autos en los talleres y otros, donde se reúne por lo general mucha gente en espacios muy reducidos y cerrados”.

PARA EL OTRO AÑO

Masle duda que todo esto tenga una solución en el corto o mediano plazo, “por lo que lo más sensato sería aplazarla para el otro año, lo que no sería irracional, ya que lo han hecho en la Fórmula Uno y en el Mundial de Rally, que también son competencias emblemáticas y que tienen una tradición de muchos años”.

“Si lo medimos en porcentaje, yo creo que en un 95% no estarán dadas las condiciones para hacer la prueba en contra de un 5% favorable, que en el fondo son las puras ganas de querer correr. Si a mí me piden votar, yo diría que no se corra”.

“No sé si esta opinión la comparten otros pilotos. Yo sólo la he conversado con algunos y la mayoría me encuentra la razón. Ya el año pasado adelantamos conversaciones con los corredores de la categoría (“G”, la más potenciada) de que este año no participábamos si no se mejoraban las condiciones de seguridad, considerando que nuestros autos son los que alcanzan las mayores velocidades”.

COPA CHALLENGER

Christobal está a un paso de quedarse con la Copa Challenger, que se la entregan a quien gana en forma consecutiva tres ediciones de la prueba, y donde el único magallánico que se la adjudicó hasta ahora es Pablo Capkovic, quien lo hizo en la categoría menor (“A”) tras vencer en 2001, 2002 y 2003, pero ningún nacional lo ha conseguido en la clasificación general.

Este tema no le quita el sueño a Christobal. “Por más que a uno le guste correr, todos lo hacemos de forma amateur y primero está la salud de todos. El trofeo (Copa Challenger) pasa a un segundo plano. Yo soy joven y aún puedo correr varios años, por lo que no me quita el sueño ganar la copa si con ello pongo en riesgo mi salud y la de los demás”.

Además Masle toca un tema importante como es el económico. “Hay gente que no está trabajando hace por lo menos un mes, otros que se han quedado sin trabajo o lo están haciendo en forma esporádica, por lo que también pondrán en la balanza si tienen o están dispuestos a destinar recursos para la preparación y la logística que significa correr en el Gran Premio, sumas importantes que se deben gastar y que no son para nada menores para la mayoría de los que participan”.

Al cierre, Christobal reitera que “lo más sensato sería trasladarlo para el 2021 contando, como corresponde, con todos los medios disponibles y hacer algo como se merece una carrera tan importante como el Gran Premio de Tierra del Fuego”.

Fuente: La Prensa Austral

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *