Noticias

“Las obras del tramo terrestre Punta Arenas-Porvenir -fibra óptica- debieran comenzar antes del 30 de noviembre”

“Las obras del tramo terrestre Punta Arenas-Porvenir -fibra óptica- debieran comenzar antes del 30 de noviembre”

Ayer entre las temáticas principales debatidas durante una nueva sesión de la Comisión de Zonas Extremas del Senado, figuró la revisión del estado actual del proyecto de fibra óptica austral para el troncal marino adjudicado a la empresa Comunicación y Telefonía Rural (CTR) y el terrestre de Magallanes, que llevará adelante la empresa regional Conductividad Austral Ltda., así como de las licitaciones pendientes de concurso público para los tramos terrestre de Los Lagos y Aysén, dado que se declararon desiertos por deficiencias de carácter técnico en las propuestas.

En contacto con La Prensa Austral, el jefe de división del Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones (FDT), Cristián Briceño Ribot, precisó que los tramos adjudicados se encuentran en la etapa de generación del informe de Ingeniería de Detalle. “Esta fase es relevante para nosotros porque al momento de recepcionar obras y de entregar el servicio, es la que manda la arquitectura del proyecto”, señaló.

En cuanto a los plazos para ello, precisó que para Conductividad Austral Ltda., el límite para la entrega fue el 30 de julio. “El sobre está entregado en fecha, mientras que en el caso del tramo submarino, tienen como fecha para efectuar dicha gestión el 30 de agosto. Una vez que se recepcionan los antecedentes, tenemos 30 días hábiles para su revisión. Posteriormente se identifica todo el trazado, para efectos de la recepción de obras y fiscalizaciones respectivas de lo que se está instalando”.

Tramo soterrado

Consultado por la tentativa de Conductividad Austral de acceder a una instalación soterrada de los 730 kilómetros de cable terrestre de fibra óptica entre Punta Arenas y Porvenir, Briceño planteó que es una tarea en la que se está avanzando, aunque hay puntos a tener en cuenta. “Dentro de la Ingeniería de Detalles, uno de los avances está en que el cable puede tener la capacidad de ser soterrado o aéreo. No obstante, la ejecución todavía está considerando la segunda vía de tendido, porque estamos trabajando en el otro tema. En el momento que logremos en lo del soterramiento, lo que nos corresponderá hacer es revisar las modificaciones que pueda tener el cambio de ingeniería y dejarlas reflejadas. Esto quiere decir que no se descarta el soterrado y por ello estamos trabajando en la mejor solución y de forma que no afecte el tiempo de despliegue”.

Inversión extra

Como se ha indicado con anterioridad, el tendido para el tramo terrestre implica un subsidio estatal de $4.800 millones, donde el despliegue de cable original es por vía área -para abastecer Cerro Sombrero, Onaisin, Porvenir, San Sebastián, Cameron y Pampa Guanacos- y para lo cual se requieren 2 mil postes. Ahora bien, de ser validada la alternativa soterrada, la empresa Conductividad Austral deberá asumir un costo adicional de $1.800 millones.

Ante dicho escenario, la firma propuso al gobierno regional, compartir la diferencia para el soterramiento, arista de la cual se desconoce hasta ahora una respuesta. En esta materia, ayer el presidente del Consejo Regional, Tolentino Soto, afirmó que los consejeros no han recibido nueva información en este tema y que esperan una bajada de la información de parte de la intendenta, María Teresa Castañón, en cuanto hayan novedades.
Por cierto, el ex intendente Christian Matheson acogió dicho planteamiento durante su administración y comprometió dar una respuesta a la empresa. No obstante, con el cambio de la primera autoridad regional, las conversaciones aún no llegan a puerto definitivo. “Hay que recordar que por nuestra parte no hay presupuesto adicional, por cuanto ya entregamos el subsidio a este proyecto. Por lo mismo es que estamos viendo cuál es la alternativa correcta para poder hacer el despliegue de soterrado e incorporarlo al proyecto. Lo importante es que independiente del tipo de tendido, el proyecto no se caerá”, consignó.

Tramo marino

En paralelo la empresa Huawei Marine, que fue contratada por CTR, avanza en lo que será el despliegue del tendido submarino. El tramo es de 2.829 kilómetros de fibra óptica que dará conectividad desde Puerto Montt a Puerto Williams, con salidas en Caleta Tortel y Punta Arenas, asociado a una capacidad de 16 terabits. En tal sentido, el jefe de división del FDT indicó que “la empresa participa de la mesa técnica preparada por la Subsecretaría de Telecomunicaciones y en función de eso nos estamos reuniendo cada dos semanas. Van bien encaminados y tienen que entregar su Ingeniería de Detalles a fines de este mes. Hasta el momento, ya se revisó el suelo marino y los survey de observación culminaron sus tareas”.

Cronograma de inicio

El personero indicó que conforme el estado de situación actual de los proyectos, “estimamos que las obras del tramo terrestre Magallanes debieran comenzar antes del 30 de noviembre, mientras que para CTR sería el 30 de diciembre. “Ahora bien, es probable que como se ha expresado el avance, los trabajos comiencen incluso antes de esas fechas”, señaló junto con enfatizar que en los tramos de Los Lagos y Aysén, se vislumbra llamar a licitación en noviembre de este año.

El proyecto de fibra óptica austral engloba 3.953 kilómetros, en la sumatoria del troncal submarino y los tres de tipo terrestre, totalizando una inversión de US$100 millones. “Si todo sigue como hasta ahora, apuntamos a que la fecha de salida total del proyecto será a finales de 2020. Lo importante es que se cumpla con los plazos estimados y para eso estamos haciendo los esfuerzos necesarios”, finalizó Briceño.

Fuente: La Prensa Austral

Radio Porvenir

Agosto 9th, 2018

No comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *